Menu Top

Historia de la Villa


Sabiendo que la Villa es propiedad de Doña Ignacia de Peñalosa, se crea la "Real Carta Ejectoria despachada en el Real Consejo de Hacienda y Sala de Justicia a favor del Consejo, Justicia, Regimiento y vecinos de la Villa de Garcillán, en el pleito que mantuvo con el Marqués de Zafra como marido de Doña María Ignacia de Peñalosa, dueña de dicha Villa, sobre el tanteo a la jurisdicción, Señorío, Vasallaje, Alcabalas, Mostrencos, Escribanías y demás derechos a él anexos y pertenecentes, habiéndose declarado en favor de la Villa, su fecha a 23 e abril de 1759, por la secretaria de D. Manuel Sánchez, secretario de Cámara en dicho Consejo".

 

A partir de esta fecha el pueblo es propiedad de los vecinos del mismo, rigiéndose como tal.

A finales del siglo XIX el Palacio es comprado por D. Román Bravo, propietarios actualmente sus hijos, siguen en la fachada los dos escudos de armas de la familia Porres-Tapias.

PMaroto   Durante el presente siglo, debemos nombrar a varios personajes que fueron ilustres por diversos motivos como el Reverendísimo Padre Felipe Maroto Martín, Superior General  de los Misioneros Hijos del Inmaculado Corazón de María, que está enterrado en Roma, tiene una placa indicando el nombre de una de las calles del pueblo, con fecha del 14 de octubre de 1934.

 

También tuvo su importancia el Dr. Zamarriego, quien también tiene dedicada a su memoria una calle y de quién se dice fue gracias a su obra social como médico de la localidad.

D. Agustín Núñez, maestro del pueblo, al que se dedicó el nombre del grupo escolar de Garcillán, igualmente por su reconocida obra social.

Sitio Realizado por Globalnet Comunicacion